Guatemalteca Susana Arrechea gana premio para Mujeres Científicas en el Mundo

Por estrategiaynegocios.net

La guatemalteca Susana Arrechea fue reconocida como una de las cinco mujeres científicas de la Fundación Elsevier.

Cinco mujeres científicas de varios países que obtuvieron el premio OWSD 2020, entre ellas la doctora guatemalteca en nanotecnología.

Arrechea y las otras reconocidas fueron seleccionadas por la fundación, ya que con sus conocimientos y experiencias han contribuido en ingeniería, innovación y tecnología.

Las destacadas son originarias de Guatemala, Bangladesh, Sri Lanka, Kenia y Yemen.

La entrega de los galardones se llevó a cabo en Seattle, Washington, en la reunión anual de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia —AAAS, por sus siglas en inglés—. Cada ganadora presentó su investigación y habló sobre la inspiración detrás de ella.

El sitio oficial de Elsevier resaltó que Susana Arrechea en su investigación se centra en las posibles aplicaciones industriales y ambientales de materiales como nanopartículas, nanotubos y grafeno, que pueden emplearse para crear materiales de construcción más sostenibles en el tratamiento del agua y en dispositivos solares y otros dispositivos renovables.

Ella trabajó en la USAC como profesora de química física antes de obtener su maestría y doctorado en nanociencia y nanotecnología en la universidad española.

Sus proyectos científicos han ganado subvenciones, entre las principales está la de la Secretaría Nacional de Ciencia y Tecnología en Guatemala —Senacyt— y The World Academy of Sciences —TWAS—.

Arrechea es parte de nuestras Mujeres Desafiantes 2018

Ella es experta en temas de nanotecnología aplicada a materiales de construcción y a energía solar y en proyectos de sostenibilidad y energía renovable.

Susana se formó como Ingeniera Química por la Universidad de San Carlos de Guatemala, y estudió el doctorado y la maestría en Nanociencia y Nanotecnología Molecular en la Universidad de Castilla-La Mancha en España. Luego, fue seleccionada como miembro del proyecto Fulbright Nexus 2014-2016, para generar investigación de energía renovable en la Universidad de California-Berkeley.

“Este programa me ayudó a ver mi carrera científica de manera diferente y me apoyo a centrar mi investigación en ciencias aplicadas en Guatemala y países en vías de desarrollo”, recuerda.

En 2016 regresó a Guatemala para desarrollar proyectos de investigación de nanotecnología en la industria de la construcción y energía aplicados a la región. El gran reto de su carrera ha sido siempre romper con el paradigma de que en Guatemala no se puede hacer investigación.

Con información de Guatemala.com

Leave a Reply